LAS MALAS IDEAS DE LOS ECONOMISTAS

Cecilia López Montaño
Cartagena, Enero 7 de 2013

 

La crisis del modelo que prioriza el mercado sobre el Estado no ha logrado quitarle el sesgo ideológico a los economistas que profesan esta ley. Algunos llegan a decir que lo que ha fracaso es el esfuerzo de derrumbarlo y para ello citan casos extremos como el de Venezuela. Otros simplemente ignoran las consecuencias que en la difícil situación actual de los países industrializados, han tenido estas fórmulas. Esto no tendría ninguna importancia si, como lo afirma el Premio Nobel Paul Krugman, estos economistas no fueran precisamente los que aún tienen poder político y toman las decisiones cruciales sobre el manejo de la macroeconomía. Y la verdad es que estos profesionales no solo mandan en muchos de nuestros países, incluyendo a Colombia, sino en muchos de los organismos internacionales que siguen teniendo una gran influencia en las decisiones públicas y privadas de los países en desarrollo.   

Para completar, nuestros economistas poderosos o no leen a Krugman o simplemente lo descalifican porque se aparta con demasiada frecuencia para ellos, de su doctrina ortodoxa. En su más reciente artículo en el New York Times bajo el título de "El Gran Fracaso," plantea claramente que lo que ha triunfado son precisamente "las malas ideas" de los economistas, obviamente. Y se refiere a la última reunión de la Asociación de Economistas norte-americanos en la cual el tema fue la crisis, asunto claramente inesperado por esta escuela económica. Pero lo más interesante de su análisis es que afirma que no debe caerse en el simplismo de que el problema radica en que los economistas no tienen buenas ideas. El tema según Krugman, es que la situación es aún peor: "En realidad, la economía si ofrece buenas respuestas, pero los líderes políticos- entre los cuales hay demasiados economistas- escogieron olvidar o ignorar lo que deberían haber sabido." En otras palabras, "el cambio prematuro hacia la austeridad, terminó siendo un terrible error".

Sus planteamientos parten de afirmar que la economía no es un hogar que puede al mismo tiempo decidir gastar menos y tratar de ganar más pero en la economía como un todo ahorrar y gastar van de la mano. "Mi gasto es tu ingreso; tu gasto es mi ingreso. Si todo el mudo frena su gasto al mismo tiempo, los ingresos caerán y el desempleo aumentará." Es su forma de criticar lo que han venido haciendo los gobiernos de los países europeos frenando el gasto público cuando deberían intervenir mientras el sector privado se equilibraba. Y el mensaje importante, según él, de esa reunión es que dos economistas, nada menos que del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard and Daniel Leigh, presentaron un documento cuya conclusión fue: "No es solo que la austeridad tienen un efecto depresivo en economías débiles sino que su efecto negativo ha sido mucho mayor que el previsto." Y agregan que el rápido viraje hacia la austeridad fue un terrible error. Concluye Krugman que "lo que se ha experimentado es un colosal fracaso de la política económica y que muchos de los autores de este fracaso retienen el poder y rechazan aprender de la experiencia".

En Colombia, donde el discurso del Gobierno se debate entre la social-democracia y el neo-liberalismo, según la audiencia, la pregunta pertinente es la siguiente: ¿Qué reacción tendrán nuestros economistas frente a lo que parece ser un cambio fundamental en la posición del Fondo Monetario Internacional? ¿Será que ahora que el Fondo Monetario cambia su posición, nuestros economistas ortodoxos le seguirán la corriente? O afirmarán, como lo hicieron varios de los asistentes al mencionado foro de economistas, que el Fondo está equivocado. Ojalá nuestro país no sea el ejemplo claro de que la experiencia pierde frente a la ideología de manera tal que Colombia asuma el liderazgo de esta posición.

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
Enero de 2013

 
Las Malas Ideas De Los Economistas
Ministro, ¿Usted Si Sabe Que Son ...
2013: Año con Demasiada Discusión
San Andrés: Que No Se Repita La...
 
 
Twitter