¿EN BRASIL SÍ Y EN COLOMBIA NO?

Cecilia López Montaño
Paris, Abril 1 de 2013

 

Si hay un país en América Latina difícil de manejar, este es Brasil. Es un continente en sí mismo con más de 200 millones de habitantes, con unas desigualdades regionales monumentales. Por un lado está el Sud Este, la zona más rica del país,  São Paulo, Minas Gerais, Rio de Janeiro y Espírito Santo; con una población de 78 millones de habitantes en 2000, es la más industrializada de América Latina y aporta más del 60% del PIB brasilero. Por el otro, está el nordeste,   a su vez la más pobre, sujeta con demasiada frecuencia a sequías que arrasan con su producción agrícola.  Un estado como Paraíba ha visto en el 2012 reducir su cosecha en un 94,0% con respecto al año anterior, y el gobierno ha tenido que intervenir para evitar una hambruna enviando maíz, base de su dieta alimenticia.

Sufre el Brasil de los problemas propios del desarrollo y del subdesarrollo. Como lo plantean estudios recientes, grandes flujos migratorios difíciles de manejar, propios de un país que se ve como pujante, con gran cantidad de inmigrantes ilegales; saturación de carreteras y aeropuertos, una moneda muy cara, y un "mercado tentador para el narcotráfico" son algunos de los males identificados con el llamado "éxito brasilero". Sus políticas recientes y la continuidad de las mismas les han permitido sacar de la pobreza a más de 20 millones de personas en una década y lograr una clase media que para algunos puede llegar al 50% de su población. Estas son cifras records en América Latina.

 Sin embargo, se reconoce que el país no estaba preparado para estos cambios y por ejemplo se afirma que se ha dado un deterioro de los servicios públicos y que además tienen serios problemas energéticos. Interesante es que se reconoce la falta de competitividad frente a China, como uno de los serios retos que enfrenta su economía. Pero es su desigualdad, la exclusión que aún persiste aunque han logrado significativas mejorías, una de las mayores pruebas de que aún conviven con serios problemas propios del subdesarrollo: la incapacidad de integrar aún a grandes masas de población. Pero además persisten temas como la violencia en el nordeste brasilero donde se duplicó la tasa de homicidios en los últimos años, los serios problemas de las famosas favelas donde el narcotráfico ha encontrado su asidero.

Pero contrario a lo que muchos esperaban, la actual presidenta Dilma Rousseff ha superado los records de presidentes anteriores y actualmente el periódico el País de Madrid señala que tiene un 79% de aprobación en su país sobre la forma como lo gobierna y en el nordeste pobre" afirma el diario madrileño, "su aprobación llegó a las estrellas, con el 85%, cifra que el carismático Lula nunca había conseguido". Esta mujer seria, tecnócrata, eficiente y dura contra la corrupción, ha logrado superar una serie de buenos presidentes, empezando por Fernando Henrique Cardozo, uno de los hombres más admirados de América Latina y al mismo Lula, su gran gestor reconocido además como un personaje muy carismático.

Frente a esta realidad, inmediatamente surge la gran pregunta: ¿por qué en Colombia el país político se la pasa tratando de reencauchar a ciertos personajes, o repetir hasta el cansancio los mismos nombres, sin que exista la posibilidad de que se considere la posibilidad de que al menos una de las tantas mujeres capaces de este país, podría desempeñarse mucho mejor que muchos hombres en la Presidencia de la República? Después de lo que está viviendo Brasil con Dilma y de lo que probablemente pasará en Chile cuando se reelija a Michelle Bachelet, ¿quedará Colombia como el más patriarcal de América Latina?  

Como uno de los valores globales hoy es La equidad de género, a estos colombianos que se sienten tan modernos, tan conectados con la globalización, es bueno que sepan que los está dejando la modernidad por patriarcales. ¿Por qué no nos contestan por qué en Brasil y Chile sí y en Colombia no?

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
Abril de 2013

 
¿En Brasil Sí y En Colombia No?
En Crisis: La Enseñanza de La ... (i)
Quienes Deben Dar Buen Ejemplo...
Impostergable: Viraje en Políticas...
Por Qué Temen a Reforma Salud
 
 
Twitter