IMPOSTERGABLE:
VIRAJE EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS

Cecilia López Montaño
Medellín, Abril 22 de 2013

 

Estudios recientes de analistas y funcionarios del Gobierno sobre el comportamiento de la economía tienen algo en común: apuntan a un replanteamiento de muchas políticas públicas. No a otra razón obedece el PIPE, que parte del reconocimiento de que se requieren acciones específicas para los sectores productivos por su postración, como sucede en la industria, y el lento crecimiento del sector agropecuario. Nadie niega su importancia, pero ya muchas voces señalan que aunque necesario no es suficiente. Hasta reconocidos economistas internacionales que han visitado al país han dicho claramente que no solo la revaluación es el problema real que enfrenta la producción nacional.

Colombia tiene un grave problema de productividad que se ha venido dejando a un lado porque no se han emprendido las necesarias reformas estructurales. De nuevo, la transformación productiva está en la mira de muchos analistas serios; no es una frase de cajón sino un cambio sustantivo en los esquemas productivos del país. Innovación, adopción de nuevas tecnologías, nuevas formas de organización, una mano de obra más productiva y mejoramientos sustantivos en el capital humano nacional; mejor preparación para los TLC's, evaluación del impacto de los mismos, infraestructura, menos trámites para generar industria rural y urbana, menores costos de producción, cierre de la brecha que se agranda entre el campo y la ciudad. Es decir, mejor distribución de los factores productivos urbanos y rurales, elementos de lo que deberían ser nuevas políticas productivas por sectores, tan subestimadas por el modelo de mercado.  

Pero lo que hasta ahora pocos han planteado es que también las estrategias económicas, dado su impacto no reconocido en la gente, y las políticas sociales necesitan un total replanteamiento. Tanto el crecimiento de América Latina y de Colombia, y las transferencias condicionadas, Familias en Acción y otros subsidios, han aliviado la pobreza de más de un millón de colombianos y de varios millones en América latina. Sin embargo, esta es una verdad a medias. Lo dice el Banco Mundial y lo ha reconocido en voz baja el Gobierno: estas políticas asistenciales después de más de 20 años de aplicarlas, no lograron convertir en clase media a todos los pobres latinoamericanos. Lo que ha sucedido es que el crecimiento de esta clase media fue nutrido fundamentalmente por aquellos que necesitan una mejoría en sus ingresos para salir de esa situación, pero la mayoría de los anteriores pobres crearon la nueva clase social que caracteriza a La Región, y sobre todo a Colombia: los vulnerables, definidos como aquellos que ya no son pobres pero que aún tienen más del 10% de probabilidad de volver a caer en la pobreza frente a cualquier cambio en su situación. Una crisis en salud, un miembro desempleado, una baja en la tasa de crecimiento de la economía, entre muchas más, los devuelve.

América Latina dejó de ser el continente de pobres para convertirse en el de vulnerables, pues la mayoría de su población, 36%, se ubica en esa categoría. En el caso colombiano, las últimas cifras dadas por el Gobierno señalan que los vulnerables son el 38%, que sumados a los pobres, darían un total de 70% de población necesitada de ayuda del Estado.

¿Será que Colombia y Latinoamérica, le van a dar transferencias condicionadas a 2/3 o a 3/4 de su población? Imposible, pero tampoco la pueden dejar a la deriva porque volverán a engrosar las filas de pobres. Un cambio fundamental en las políticas económicas y en las estrategias sociales es absolutamente fundamental: limosnas solo para crisis y los indigentes, y para los demás, una vida digna definida por el acceso a los derechos fundamentales y al empleo digno. No son palabras menores en Colombia, con el mayor nivel de informalidad de la Región, con un peso muy bajo de impuestos sobre PIB- porque los ricos no pagan lo que deben-, con malas políticas universales en salud, educación y seguridad social, hoy en medio de severas crisis.

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
Abril de 2013

 
¿En Brasil Sí y En Colombia No?
En Crisis: La Enseñanza de La ... (i)
Quienes Deben Dar Buen Ejemplo...
Impostergable: Viraje en Políticas...
Por Qué Temen a Reforma Salud
 
 
Twitter