¿SERÁ QUE AHORA SÍ ES POSIBLE?

Cecilia López Montaño
Cartagena, Enero 14 de 2013

 

En su última edición, la revista Semana publica un destacado artículo "La Tenaza de los García Romero", donde describe con lujo de detalles las andanzas de esta familia que durante los últimos 30 años, ha dominado la política en Bolívar y Sucre y particularmente en Cartagena. Como lejos de corregirse, continúa este dominio que como lo señala la revista ha hecho un claro vínculo entre la política y los negocios, es el momento de plantear algunas preguntas claves, cuyas respuestas ya contarían con la información necesaria. 

¿Será que ahora sí el Gobierno nacional y específicamente el Presidente Santos, dejará de darle prebendas a este clan? No solo este, sino todos los gobiernos anteriores los han consentido, no obstante tener dos de sus miembros condenados por la justicia, no por delitos menores y existir demasiado ruido sobre la actuación de los demás. El Presidente no puede hacer caso omiso de la denuncia de Semana de que el alcalde de Cartagena designado, Carlos Otero, "cambió gran parte del gabinete (de la ciudad) y dejó 13 Secretarías o cargo de ese rango en manos del grupo político de los García Romero." Pero hay más. Ahora que el Ministro de Salud anuncia la reforma que el país espera, ¿puede quedarse callado frente a sus negocios a través de diversas firmas de las cuales son socios varios de ellos, incluyendo a la senadora Piedad Zuccardi, en el campo de la salud? Conociendo al Ministro y su rechazo a estas andanzas, la respuesta es no.

¿Será que ahora sí, la justicia colombiana y los entes de control actúan, especialmente en el campo de las Senadoras de la República que representan esta trinca? Algo muy extraño está pasando también en el Senado mismo donde se exige que se hagan explícitos los impedimentos, no solo en los debates sino por escrito cuando se asume el cargo. ¿Todos se volvieron ciegos y sordos?

Pero tal vez la pregunta cuya respuesta es la más importante es la siguiente" ¿Será que ahora sí esa legión de seguidores de este, hasta ahora invencible clan, reacciona y se da cuenta de que muchos de sus males no solo en Cartagena sino en municipios como el Carmen de Bolívar que todavía no tiene acueducto, son el resultado de su voto vendido por dinero, por puestos mediocres, por promesas de favores personales, que ha comprometido su calidad de vida y la de su gente?

Si la respuesta a esta última pregunta es positiva habrá empezado ese cambio que no solo Cartagena, Bolívar y Sucre necesitan sino que todo el país requiere. Pero si además el Gobierno nacional reacciona y la justicia y entes de control actúan, se habrá dado un golpe muy duro y sobretodo visible a este horror de hacer de la política la vía para los negocios fáciles.

Los colombianos estamos hechos: cuando no son los empresarios los que usan la política para enriquecerse ahora son los políticos los que gracias a ese poder hacen negocios. Mientras esto no cambie, Colombia jamás será una sociedad moderna y sobretodo respetable.

PD. Antes de que me llegue la amenaza de demanda de la Senadora Zuccardi, le anuncio que primero tiene que demandar nada menos que a Semana. ¿Se atrevería?

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
Enero de 2013

 
¿Por Qué Persiste La Pobreza?
¿Será Que Ahora Sí Es Posible?
¿Y Los Hombres Que?
Que Viva El Porro
 
 
Twitter