MARCA PAÍS Y REALISMO MÁGICO

Cecilia López Montaño
Bogotá, Abril 15 de 2013

 

Es absolutamente lógico que Colombia quiera vender su mejor imagen al resto del mundo especialmente cuando las noticias que más se resaltan internacionalmente son las negativas y cuando Colombia y coca desafortunadamente, sigue siendo una relación con la cual frecuentemente identifican a este país. A su vez, como lo afirma El Tiempo "unir la idea de turismo con realismo mágico" con el aval de nuestro Nobel García Márquez es sin duda una buena idea. Promovida por Proexport y el Ministerio de Comercio, se lanzó la semana anterior de manera simultánea esta campaña, en Estados Unidos, El Reino Unido, Brasil, Argentina, Ecuador, Venezuela, México, Canadá, Alemania y España. Según la directora de Proexport, se reemplaza la que se tenía entre el 2006 y el 2012, cuyo mensaje era "el riesgo es que te quieras quedar". Se gastarán este año, 13 mil millones de pesos. Hasta aquí todo bien.

Pero resulta que no hace mucho, también con bombos y platillos, se lanzó otra campaña llamada "Colombia marca país".  Se puso al frente de ella a una reconocida persona de los medios y seguramente, se asignaron y se sigue gastando un volumen significativo de recursos. La primera pregunta que surge es por qué la marca país no sirve para promover al país y por qué "Colombia realismo mágico" no sirve para promover el intercambio comercial de Colombia. Pero lo más complicado que el Gobierno va tener que explicar es, si le está sobrando la plata para darse el lujo de dos campañas al tiempo, o si lo sucedido es el resultado de una falta absoluta de coordinación entre entidades y funcionarios estatales. A Menos que salgan con una explicación aceptable, la impresión es que gracias a un desorden interno, si a un funcionario no le gusta una campaña o una estrategia, sin beneficio de inventario, puede inventarse otra. Y los recursos no importan. Queda en el aire hasta que se comprenda que sucedió, si lo que falta en el Gobierno es claridad sobre quien manda.

La primera que salió ha debido tener en cuanta su contribución al incremento del turismo, porque se trata del mismo gobierno y de sus prioridades, que hasta donde se sabe no han cambiado, están en el Plan de Desarrollo. Por lo menos, deberían estar porque de eso se trata ese ejercicio obligatorio de cada administración cuando se inicia. A su vez, la que se refiere al realismo mágico también debería pensarse para "vender al país" en todas las dimensiones posibles.

O será que es cierto lo que se dice con frecuencia en esos corrillos donde con hipocresía se habla de todo, ¿que el gobierno está lleno de recursos que no sabe como ejecutar? Si eso es así, sin duda hay otras prioridades donde además de campañas de promoción del país, podría empezar a hacer realidad algo que está lejos de ser verdad: que Colombia es un Estado de Derecho y que por lo tanto todos y cada uno de sus ciudadanos deberían tener aseguradas sus necesidades básicas. Van a saltar los de siempre y dirán que eso es cierto en salud y que es el gran éxito de la Ley 100. Pero con el perdón de sus promotores, lo que tiene más del 90% de la población colombiana es un carnet pero de ahí a que eso les garantice los servicios adecuados hay mucho trecho. No es sino abrir los periódicos diariamente.

Ojalá no sea que simplemente las dos personas que manejan cada estrategia consideran que su respectiva campaña es la mejor. Una mejor muestra de falta de mando, imposible.

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
Abril de 2013

 
Abril 5: Gran Fiesta de Barranquilla
Oportunidad del Bicentenario de...
Marca País y Realismo Mágico
Una Comparación Interesante
En Crisis: Enseñanza de Economía ii
 
 
Twitter