QUE REELECCIÓN TAN CACHACA

Cecilia López Montaño
Bogotá, Mayo 20 de 2013

 

Va a ver reelección, que no quepa la menor duda: o del Presidente Santos o de sus políticas. Ya armó su propio esquema a la última moda: una Fundación, solo suya, "Buen Gobierno", que reemplaza a los desacreditados partidos políticos y su escuadrón de personas encargadas, no de defender las políticas de este gobierno sino de garantizar su continuidad bien en cabeza propia o en la de su heredero Vargas Lleras. Desafortunadamente, el ex presidente Uribe impuso esa moda al haber sido el primero que puso su Fundación a hacerle su campaña.

Pero es preocupante el carácter cachaco del escuadrón Santos para la reelección; como de costumbre, no hay un costeño ni para un remedio. Parecería que se piensa reelegir, y ya característico de este gobierno, la distancia entre la administración central y las regiones que no dejan de quejarse, porque no se reconocen sus especificidades ni se atienden a tiempo sus problemas. No hay sitio fuera de Bogotá, y probablemente Medellín, donde la gente, no necesariamente los funcionarios públicos por obvias razones, no se lamenten de lo desatendidas que son sus necesidades.

¿Por qué ni en el grupo que negocia con las FARC ni ahora, en el llamado a apoyar la reelección, hay representantes de la Región Caribe? Se insistió en que en la nueva guardia santista no habría parlamentarios sino líderes de la sociedad. Eso ya es discutible, pero para el tema que nos ocupa, ¿será que en nuestra región los únicos líderes reconocidos son los parlamentarios?  Si esto es así, horror.  No solo han estado manchados muchos de ellos, es verdad que no todos, de paramilitarismo, corrupción clientelismo, etc., sino que más graves aun, descartado eso, parecería que en estos departamentos caribeños, a nivel nacional, no se identifican personajes que tengan liderazgo fuera del Congreso. Otro horror.

Como esto no es cierto y sí existen personas que podrían competir con ventaja frente a los escogidos, la pregunta es ¿por qué no se invitan? Y en esto cabe en gran parte, la responsabilidad de la sociedad caribeña. ¿Demasiado encerrados en los problemas locales? ¿Poca participación en temas nacionales? ¿Poca presencia física a nivel nacional distinta a la política? O algo aún más preocupante: ¿elites muy reducidas en medio de pequeñas clases medias sin voz y demasiados pobres? Y la última: una falta de solidaridad entre nosotros para ayudar a que se destaquen hombres y mujeres costeños a nivel nacional. Difícil saber cual explicación es peor.   

Cualquiera que sea la razón, está permanente exclusión de nuestra gente amerita análisis. Son 8 departamentos que conforman la Región y cuando se destaca alguno, como la Guajira, es por las connotaciones dudosas de su gobernador. Algo tenemos que hacer porque mientras Antioquia todo lo acapara, la región Caribe siempre es la excluida, y después nos quejamos porque se toman decisiones que nos perjudican o porque nos ignoran. Tenemos que hacernos presentes cuando se están elaborando las agendas del futuro y reclamar en ese momento; no cuando ya estamos frente a hechos cumplidos.

No se trata solo de sentar protestas sino también de hacer un auto análisis para entender qué nos pasa que no figuramos en la mente nacional, a menos que sea para hablar bien o generalmente mal de nuestros políticos. No nos podemos contentar con que los cachacos vengan al Carnaval de Barranquilla y al Festival Vallenato para gozar de nuestra hospitalidad pero ya en Bogotá, como dicen: "si te vi no te conozco".

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
Mayo de 2013

 
Que Vergüenza, Señor Rojas
¿La Región Caribe Quiere Seguir ...
Que Reelección Tan Cachaca
Un Cambio Drástico en La Autónoma
 
 
Twitter