LA MIRADA GRINGA SOBRE AMÉRICA LATINA:
!QUE DESESPERACIÓN!

Cecilia López Montaño
Washington D.C., Marzo 25 de 2013

 

¿Por qué será que muchos estadounidenses que manejan temas de América Latina se sienten con la autoridad de descalificar a personas de la Región latinoamericana, cuando de opinar sobre esta parte del mundo se trata? Independientemente de cual sea su origen geográfico, estos "expertos" están mucho más cómodos con funcionarios internacionales con los cuales comparten esa actitud benevolente sobre América Latina. Una posibilidad es que dado que nosotros hemos sido los conejillos de indias ideales en el proceso de poner en práctica su famoso Consenso de Washington, prefieren a cualquiera que magnifique sus resultados o por lo menos minimice sus costos, a otra persona que por haber vivido bajo esas reglas critique lo que consideran sigue siendo, probablemente, el modelo ideal. Negocios, mercados, poco estado, mucha inversión extranjera, es decir gringa, son palabras que caen bien en estos auditorios. Por el contrario, informalidad, pobreza, desigualdad, vulnerabilidad de la población, son temas que incomodan. Esa fue la experiencia en el panel de la Revista Latino-american Review, recientemente en Washington D.C en el cual se discutió el contenido de su número sobre las clases medias latinoamericanas.

Cuando las cifras no correspondían a la visión totalmente exitosa de las políticas implementadas bajo la superioridad del mercado en nuestra Región, inmediatamente se descalificaban como si fueran conceptos personales. Solo el lenguaje Banco Mundial, que se refería a un buen documento sobre el tema preparado por ellos, satisfacía al moderador, editor de la mencionada revista. Nada que no fuera éxito gustaba. Pero lo más interesante fue el poco interés sobre el tema de género que se manejó peor que en cualquier país en desarrollo. En este sector que se suponen conoce a América Latina, el tema de género va unido al de los indígenas y al de las minorías, como si las mujeres no constituyeran más del 51% de la población latinoamericana. Cero interés porque sigue siendo un tema marginal. Con razón, cuando se trata de discutir los temas de desigualdades entre hombres y mujeres, los sectores que conocen el tema y lo consideran absolutamente pertinente, terminan pidiendo excusas por lo atrasado que es el debate en los Estados Unidos. Eso pasó exactamente en el encuentro de Los Ángeles donde el tema era sobre el liderazgo femenino.

Que desesperación producen este tipo de posturas que demuestran una gran subestimación de nuestra región y sobre todo de su gente. Con el mayor descaro le faltan el respeto a representantes de esta parte del mundo que no comparten sus puntos de vista. Sería interesante ver qué pasaría si la situación fuera al revés. Pero estos "expertos" no han vivido esas experiencias porque en nuestros países pasa exactamente lo contrario con ellos: cualquier extranjero se respeta y con mayor razón si se trata de discutir la situación de su país o su región.

Definitivamente cuando se junta la arrogancia de aquellos ciudadanos que por ser de países ricos se sienten "más desarrollados" con la prepotencia propia de los funcionarios internacionales, los del mundo en desarrollo que vivimos más que ellos nuestras realidades, solo podemos sentir desesperación. Sobre todo si llegamos a la dura conclusión de que son ellos los que con demasiada frecuencia terminan señalándonos el camino. De nuevo que desesperación. O mejor aún, que peligro!!!!

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
1er. Trimestre de 2013

 
Huila: Pobreza y Concentración de...
Los Ni Ni: Una Juventud Angustiada
¿Que Será Lo Que Le Sirve a Los ...?
Los Costos De La Reelección
La Paz, La Gran Apuesta De Todos
Mujeres: Se Trata de Autonomía y...
Cambiemos El Panorama Político
Le Colapsó el Modelo al Presidente
La Mirada Gringa sobre A.L: !Que...
 
 
Twitter