EMPIEZA EL DERRUMBE DE LOS INTOCABLES

Cecilia López Montaño
Washington, Abril 8 de 2013

 

Definitivamente los grandes cambios de esta globalización caracterizada por el Internet y por el avance en las comunicaciones en general, está trayendo más sorpresas de las esperadas. Lo que los economistas pregonaron como la ampliación del comercio mundial, un intercambio sin barreras, no es el mayor resultado hasta ahora. Vaivenes en el manejo del proteccionismo, en momentos de crisis, se observan aun en los países que más impulsaron el libre comercio, obviamente con una doble moral porque no desprotegieron tanto su producción interna como se lo pedían a los demás.

Pero lo más impresionante hasta ahora, es el destape de muchos de esos secretos a voces, aceptados por el mundo sin mayor cuestionamiento. Primero fueron los famosos wikilieaks que pusieron a temblar la diplomacia al demostrar que estas relaciones tenían de todo menos de lo que se considera políticamente correcto. Pero ahora, lo que ya se inició es de unas consecuencias devastadoras para aquellos personajes que la historia o la suerte privilegió, y que se sintieron intocables toda la vida. Su poder económico y sobre todo, su cercanía al poder llevó a que se les permitiera ocultar sus fortunas en paraísos fiscales, y sencillamente se mirara para otro lado. Se aceptó socialmente el comportamiento de sus millonarios, así se sacrificara el bienestar del resto de los ciudadanos del común, no solo del país sino en general del mundo.

En este caso, lo que no ha hecho la justicia internacional lo ha logrado un grupo de investigadores de importantes diarios internacionales denominado, por su sigla en Inglés, ICIJ. Largas investigaciones sobre los aceptados paraísos fiscales empiezan a demostrarle al mundo, porqué las grandes crisis económicas no tocan a los millonarios mundiales, aun cuando se dan en los países desarrollados. Simplemente, sus fortunas están ocultas para no responder a lo mínimo que se le pide a todos los ciudadanos que viven supuestamente en democracias: que paguen impuestos para que sus respectivos Estados puedan cumplir con lo que mandan sus constituciones. Es decir, velar por la paz y el progreso económico de sus países, apoyar el desarrollo sectorial y regional, garantizar la defensa externa e interna, y responder por las necesidades de los más débiles.

Y ahora que se reconoce la ineficiencia de las empresas estatales que antes aportaban recursos a los gobiernos, son los impuestos que deben pagar especialmente los más ricos, su fuente de financiación. Pero resulta que estos personajes han desarrollado los famosos paraísos fiscales donde se garantiza su anonimato. Una bomba puede estallar cuando el Estado de Bienestar se recorte en Inglaterra, en España, en Francia, entre otros, y se descubra dónde está el dinero de sus grandes fortunas, que deberían estar apoyando la salida de la crisis. No es justo que paguen los pobres mientras los ricos están a salvo.

Aunque América Latina está creciendo pero aún está lejos de estar conformada por sociedades justas. Se prenderán las luces cuando se descubra que nuestros millonarios evadieron sus responsabilidades ciudadanas con tal de no ayudar a sacar a los sectores menos privilegiados adelante. Ese profundo egoísmo de muchos privilegiados les va a costar muy caro. Empieza a escribirse un nuevo capítulo sobre los graves pecados que se han cometido con el amparo de gobiernos, y de muchos dirigentes del mundo y de cada uno de sus países, sin que América Latina sea la excepción.

Colombia está en la mira con los hijos de Uribe. Debe aclarase que lo que vale es la intención así la empresa no haya funcionado en uno de estos paraísos. Deben recibir, para empezar, una nueva sanción social por su intención de evadir impuestos y ganar dinero con productos colombianos sin que el país se beneficiara totalmente de esta actividad.

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
2o. Trimestre de 2013

 
Lagos: Voz Autorizada de A. Latina
Empieza El Derrumbe de Intocables
Paz: Frialdad de Partidos Políticos
Que Se Acabe La Reelección ...
No Hay Plata para Apoyar ...
Los Líderes Deben Ser Auténticos
Entre El Debate y El Insulto
 
 
Twitter