LOS MILLONARIOS DEL MUNDO TIENEN MIEDO

Cecilia López Montaño
Washington, D.C., Abril 8 de 2013

 

En la prensa internacional, particularmente en Europa y menos en Estados Unidos, está quedando en evidencia que por primera vez en muchos años, los grandes millonarios del mundo tienen miedo. No solo por las posibilidades de ver significativamente disminuidas sus inmensas fortunas, sino peor aún, porque muchos pueden terminar en la cárcel por prácticas que la sociedad toleró.  En los países del Sur de Europa la pobreza es absolutamente evidente. En Madrid, en las calles elegantes se ven mendigos que hasta hace poco no lo fueron, solicitando amablemente ayuda y en restaurantes populares como los de estaciones de tren, entran personas a pedir que se les pague una comida. La verdad es que mucha gente lo hace, especialmente españoles. Pero en Francia es claro que son los más ricos los que tienen mucho miedo porque por primera vez, estas generaciones ven posible la pérdida de mucha de su riqueza. Aun no se hace evidente en las calles parisinas esta preocupación, pero sí en círculos cerrados de gente que siempre se sintió a salvo de llegar a la precariedad económica.  

La crisis en esta parte de Europa, sin hablar de Chipre, ni de Grecia, sí está golpeando fuertemente a esas sociedades que se cuestionan lo que siempre se consideró como la fórmula más cercana a una sociedad que responde por los derechos ciudadanos. Se mira con particular interés no solo a Alemania, la más fuerte de estas economías, sino a los países nórdicos, que con su mezcla de socialismo y mercado hoy no viven estas angustias.   

Pero lo adicional que afecta aún más a estos sectores de millonarios en el mundo, es el cuestionamiento público de muchos de sus hábitos en el manejo de sus fortunas. Empezó ya a mostrar resultados la investigación que varios medios europeos y norteamericanos hicieron hace un tiempo sobre los paraísos fiscales. El País de Madrid, como si le faltaran escándalos a España, comenzó a sacar nombres, como el de la Baronesa Von Thyssen, de aquellos que esconden sus dineros en paraísos fiscales, o mejor aún, la realización de grandes negocios en muchas islas del Caribe. Y este es solo el principio de lo que puede ser la mayor amenaza para todos los multimillonarios del mundo: como se trata nada menos que de evasión de impuestos, el final en esos países es la cárcel.

En momentos de seria crisis económica en los países ricos, es absolutamente imperdonable para el grueso de la población que va a ver recortado ese Estado de Bienestar que tanto ayudó a las grandes clases medias y a los pobres, que mientras ellos sufren, las grandes fortunas se escapen a esos paraísos fiscales sin pagar impuestos. Por ello, hasta ahora, las crisis económicas no han tocan a los muy ricos. No solo sus dineros están resguardados sino que no contribuyen al fisco de sus respectivos países porque esconden muy bien sus fortunas y sus negocios. No solo es injustificable en el caso de los millonarios de los hoy países industrializados sino peor aún, lo que han hecho los millonarios de los países pobres. Y Colombia no ha sido la excepción. Habrá muchas sorpresas en esas listas…

Histórico este destape para Estados empobrecidos, pero más importante aún, para que la transparencia, la responsabilidad social, ocupen el lugar que les corresponde en el código de conducta de los privilegiados de países ricos y pobres. El miedo se va a convertir en pánico entre los multimillonarios del mundo.

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

WEB
2o. Trimestre de 2013

 
Los Millonarios del Mundo con Miedo
Los Extranjeros nos Cantaron la ...
La Globalización También Tiene ...
 
 
 
 
Twitter